La Miel: ¿Es un buen sustituto del azúcar?

Es uno de los endulzantes más antiguos de la historia, pues proviene de un proceso completamente natural; por lo cual, el hombre solo tuvo que descubrir su sabor para integrarlo en si dieta gradualmente. Actualmente, se conoce que la miel es uno de los compuestos naturales con más beneficios que existen; si quieres saber más al respecto, aquí aprenderás qué es y cuales son los beneficios para la salud y otros tópicos que ofrece.

comprar miel

¿Qué beneficios tienen la miel de abejas?

Es un compuesto natural, creado y procesado por las abejas; especialmente, la especie de abeja Apis mallifera es la mayor productora de miel apta para nuestro consumo.

¿De dónde sale la? para hacer la miel, las abejas recolectan el néctar de las flores, frutas y otras sustancias; que son almacenadas y condensadas en sus panales de cera, produciendo la deliciosa miel de abeja. Gracias a esto, ofrece una serie de beneficios:

Excelente antioxidante

Uno de los beneficios más populares, es su excelente potencial antioxidante, es decir, inhibe la formación de óxidos; que son los responsables del deterioro y envejecimiento de alimentos e incluso el cuerpo. En consecuencia, la miel tiene excelentes beneficios para prevenir las enfermedades cardiovasculares, inflamatorias e inmunitarias.

Antibacteriano

Entre los elementos que componen a la miel, se encuentra el peróxido de hidrogeno, ácidos fenólicos y flavonoides. Estos elementos, tienen el potencial natural de destruir y combatir la proliferación de bacterias. Estas propiedades la hacen excelente para combatir problemas como el acné y en tratamientos para la piel.

propiedades de la miel

Promueve la síntesis de proteínas

En su estado más natural, contiene aminoácidos y enzimas que son fundamentales para la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos. Por lo cual, se considera una buena fuente de estos nutrientes necesarios para la regeneración de tejidos y el correcto funcionamiento de los procesos del organismo que necesitan proteínas y enzimas.

Hidratante natural

A pesar de ser un líquido viscoso y dulce, tiene gran concentración de humedad, es decir agua. Funciona como un poderoso hidratante para la piel, el cabello y el cuero cabelludo; por ello, podemos ver a la miel como uno de los ingredientes en muchos productos cosméticos y mascarillas caseras.

beneficios de la miel

Agente digestivo

Las enzimas que componen la miel, en conjunto con otros alimentos naturales como el zumo de limón o canela; le confieren propiedades pro digestivas, es decir, que pueden acelerar el proceso de degradación de alimentos y absorción de nutrientes. En consecuencia, previene la indigestión, exceso de gases, dolor estomacal y acelera el metabolismo de alimentos.

Efecto cicatrizante

Desde tiempos remotos, la miel era considerada el tratamiento de elección para heridas y quemaduras por su efecto antibacteriano que ya comentamos y su poder antiséptico. Empleada en conjunto con otras hierbas es un potente tratamiento de heridas de todo tipo e incluso manchas de la piel.

perjuicios de la miel de abejas

Remedio natural para la tos e inflamación

Tan solo un poco de miel con jugo de limón o incluso jengibre, es excelente para tratar las dolencias de la garganta por su efecto astringente y antiséptico.

También, reduce la presencia del reflejo de la tos, por lo que es ingrediente de muchos jarabes para la tos. Por último, ejerce un efecto antiinflamatorio al aplicarse sobre la piel o músculos inflamados. Estas son solo algunas de sus propiedades, tiene muchas más que comentaremos.

Una cucharada de miel diaria ¿Cómo me ayuda?

Es un excelente combustible natural; especialmente para el funcionamiento del cerebro, aporta mucha más energía a este órgano. Por ende, ayuda a reducir el estrés, cansancio, fatiga e incluso puede prevenir la migraña o dolores de cabeza aislados.

precio de la miel

Por supuesto, antes de comprarla para tomar a diario, debes tener en cuenta que no debe ser procesada; la miel virgen, es la que conserva la mayor cantidad de propiedades antes mencionadas, aunque su precio puede ser un poco más alto, merece la pena. Por otra parte, además de aportar energía, puede prevenir la demencia, favorecer la digestión; controlar los estragos de la menopausia, ayudar a dormir y más.

Una cucharada de miel al día puede traer grandes beneficios al organismo. Si estás en un régimen de alimentación o si tienes diabetes, es importante que lo consultes con un especialista antes de comenzar su ingesta.

En ayunas ¿Cómo me ayuda la miel?

Lo primero que comemos o tomamos en la mañana, siempre debe ser lo más nutritivo y saludable posible. En este caso, la miel puede ser una excelente opción, bien sea disuelta en 250 ml de agua tibia o una cucharada sopera directamente.

miel virgen

Al consumirla en ayudas, podrás lograr un efecto de saciedad prolongada, excelente si estás a dieta; también, ayuda a potenciar las defensas del organismo, promueve la hidratación corporal; aporta un gran pulso de energía y protege la buena circulación. Olvida los perjuicios de la miel, a pesar de ser tan dulce, es mucho más saludable que el azúcar o cualquier otro edulcorante a base de fructosa.

Composición de la miel y por qué es un buen sustituto del azúcar

Contiene muchos elementos nutricionales. Se compone de un 70 a 80% de azúcares naturales, como la fructosa, sacarosa, maltosa e incluso dextrosa. Todo esto, acompañado de un 17% de agua y muchos elementos nutritivos.

Tal es el caso de los aminoácidos, que son esenciales para la síntesis de proteínas y procesos metabólicos. La miel, contiene aminoácidos como aspartato, ácido glutámico, alanina, arginina, asparagina; cistina, glicina, fenilalanina, triptófano, serina, valina y más. En cuanto a minerales, ofrece hasta un 1% de su composición: plata, bromo, cobre, cobalto, calcio, potasio, rubidio, escandio, sodio, azufre, zirconio, estroncio y más.

densidad de la miel

Por último, pero no menos importante, ofrece una excelente concentración de vitaminas como vitamina A, vitamina B1, B2, B3, B4, B5, B6, B8 y B9. Por supuesto, también ofrece vitamina C, vitamina D y vitamina K. Entre sus ácidos grasos, se encuentra el oleico, linoleico, palmítico, al igual que enzimas como amilasa a y b, glucosa oxidasa y glucosa invertasa.

Una de sus grandes ventajas es que nos sirve como sustituta del azúcar en preparaciones dulces. Si bien es cierto que la miel tiene casi las mismas calorías que el azúcar, estas, están cargadas de vitaminas y minerales que nos ayudan a nutrirnos mucho mejor.

Tiene un índice glucémico inferior al del azúcar, pero sigue siendo alto por lo que no es un alimento recomendado para diabéticos.

¿Cuánta miel se recomienda tomar por día?

Hay que tener muy claro que a pesar de ser una sustancia pura y natural (cuando no es procesada) si puede causar aumento de peso. Principalmente, la miel engorda cuando se consume demasiada cantidad durante el día; como es natural, todo alimento en exceso puede aportarnos unos kilos de más. Por esta razón, se recomienda consumir entre 3 a 5 cucharadas soperas de miel al día, que es más que suficiente para endulzar bebidas como café o té.

Tipos de miel

Son muy pocas las personas que saben que existe más de un tipo de miel, pues este alimento se ha universalizado. Sin embargo, existe una gran variedad de mieles, según la especie de abeja que la produce, las flores que usan y más.

Además, la propia miel común de mesa puede variar según la época de recolección. Existe la piel de primavera, que producen a finales de mayo; miel principal recolectada entre junio y julio y miel tardía, producida entre agosto y septiembre. Ahora bien, mencionaremos algunos tipos de miel según la flor o árbol de recolección:

  • Miel de Romero.
  • Miel de Tomillo.
  • Miel de Azahar.
  • Miel de Espliego.
  • Miel de Eucalipto.
  • Miel de Trébol.
  • Miel de Alfalfa.
  • Miel de Avellano.
  • Miel de Pino.
  • Miel de Abeto.
  • Miel de Castaño.
  • Miel de Brezo.
  • Miel de Encina.

Usos comunes de la miel

A nivel comercial, sin duda alguna el uso más común que tiene la miel es como endulzante de origen puro y natural. Aunque además de esto, gracias a sus beneficios y propiedades, podemos encontrarla para muchos otros fines. Por ejemplo, en la industria cosmética se emplea como ingrediente en exfoliantes e hidratantes de piel y cabello y como medicina natural para eliminar manchas de la piel, controlar la tos seca y el dolor de garganta.

En cuanto a usos populares, la miel se emplea para prevenir la infección de herida, incluso en algunos países; es aplicada sobre quemaduras en ciertas emergencias, para medicina de guerra, fue ampliamente utilizada. Por otra parte, se emplea para aumentar las defensas del sistema inmune, prevenir los efectos de la resaca; como elemento para el control de la caspa, depilador natural y muchos otros usos más.

Finalmente, queda claro que la miel es uno de los súper alimentos naturales que desde tiempos inmemorables ha acompañado al hombre; sobre todo, porque es relativamente sencilla de cultivar y procesar para su uso. Muy a pesar de que las abejas cumplen una función primordial para la vida como la conocemos; si se respeta su ciclo de vida natural, la miel puede recolectarse sin problemas. En fin, consumir miel virgen o emplearla directamente tiene muchísimos beneficios para la medicina natural.